Blog

Uaxactun y el Watch 2014

Uaxactun was one of the first archaeological sites to be excavated in the Petén Department in northern Guatemala and where archaeologists developed methodologies for Mesoamerican studies that are still used today. Uaxactun was included on the 2014 World Monuments Watch to bring attention to the site’s conservation needs and tourism development potential. Since then, the site’s representatives have been successful in engaging the local community with activities like Watch Day, and promoting the sustainable development and preservation of the archaeological site. Below, and in Spanish, archaeologist Mónica Pellecer of Guatemala’s Ministry of Culture and Sports describes the history of the site and the effect of its inclusion on the Watch.

Uaxactun fue uno de los primeros sitios arqueológicos descubiertos en el área maya del Petén Central; fue reportado en 1916 por Sylvanus Morley de la Institución Carnegie de Washington. Hoy día, la aldea Uaxactun es un ejemplo de adaptación y de interacción entre los humanos y su patrimonio natural y cultural.

En la antigüedad, surgió como una pequeña comunidad que adquirió carácter de ciudad rápidamente, convirtiéndose desde el periodo Preclásico en todo un centro urbano con abundantes plazas y templos cargados de simbolismo. Su ocupación se prolongó por más de un milenio de años, desde el periodo Preclásico Medio (500 a.C.) al Clásico Tardío (900 d.C.).

Entre los rasgos relevantes de su ocupación prehispánica se encuentran las esculturas con inscripciones jeroglíficas tempranas (Ciclo 8), el surgimiento de patrones arquitectónicos asociados al cultivo de las ciencias y a su cosmovisión, así como una serie de sucesos bélicos narrados en sus esculturas que lo relacionan dinásticamente con otras ciudades importantes de la época como Tikal y Río Azul.
La zona, deshabitada por más de un milenio volvió a la vida a fines del siglo XIX con las migraciones de mano de obra para la explotación de recursos naturales como el chicle y la madera.

La aldea se formó inicialmente a partir de campamentos temporales que se establecieron gradualmente a lo largo de una pista de aterrizaje realizada en 1930, en un sector rodeado por varios reservorios naturales de agua, justo al centro de la ciudad prehispánica, de esta última adquirió el nombre que etimológicamente se traduce como “8 piedra”, debido a la fecha calendárica de uno de sus monumentos esculpidos. Su población es mixta, conformada por un grupo mestizo originario de Petén, México y el oriente de Guatemala y otro grupo de origen Maya Q’eqchi’, sumando para el año 1999 alrededor de 200 familias.

Varios años de trabajo e interacción con esta comunidad han permitido conocer que sus pobladores siempre están dispuestos al aprendizaje, cuenta de ello es el manejo sostenible que tienen de sus recursos naturales, por lo que un impulso es necesario para que el buen uso de su patrimonio cultural sea una estrategia alternativa para el mejoramiento de su comunidad.

Al nominarse Uaxactun y posteriormente ser aceptado para formar parte del Watch 2014, se realizaron varios acercamientos informativos con las autoridades locales y la comunidad, siendo la más participativa la celebración de Watch Day, el 5 de noviembre de 2014. El inicio de la celebración fue una ceremonia maya en el Complejo de Conmemoración Astronómica y permitió una unión entre la antigua ciudad maya con sus ocupantes actuales, nexo que se consolidó con una charla educativa dada a todos los participantes. Posteriormente los talleres participativos con los niños y adolecentes permitieron conocer su visión sobre el patrimonio arqueológico con el que conviven, descubriendo que aunque participan poco en su cuidado, poseen un vínculo de identidad con sus “ruinas”. Sin duda alguna, este será el punto de inflexión para lograr su conservación y permanencia.